RSS

SECTOR GANADERO

   

 HISTORIA DE LA GANADERIA EN EL ECUADOR


Las regiones de la Costa y Amazonía producen principalmente ganado de carne, mientras que el ganado lechero se encuentra, sobre todo, en la Sierra. En la Costa, el ganado pastorea la tierra no apta para la agricultura, como las planicies fluviales estacionalmente inundadas o las partes semiáridas del sur. La lechería se lleva a cabo en la Sierra, en los valles fértiles, en particular entre Riobamba y la frontera con Colombia. El ganado de carne es relativamente nuevo en la Amazonía. Existen grandes áreas aptas para el pastoreo. La industria de la carne sufrió, en esta región, un serio retroceso en 1987 cuando un terremoto dañó las rutas usadas para transportar la carne. La ganadería de leche es uno de los renglones de mayor importancia del sector agropecuario, a tal punto que los ganaderos exhiben como insignia el hecho de que el país ahorra $500 millones anuales al no tener que importar el producto. El gerente de la Asociación de Ganaderos de la Sierra y el Oriente (AGSO), Juan Pablo Grijalva, subraya que el sector da trabajo directo a más de  1 500 000 ecuatorianos y que la producción nacional es de 3 525 027 litros diarios, para el consumo nacional. La ganadería de leche es para el pequeño productor la única fuente estable de ingresos, sobre todo en los sectores marginales, en donde el hombre de campos dueño de hatos que producen hasta 50 litros por día. Los ganaderos se han organizado en procura de evitar los desperdicios. Todo excedente se convierte en leche en polvo en las procesadoras que posee la propia Asociación (en plena producción en Machachi) y las empresas transnacionales que existen en el país, lo que genera estabilidad en el sector agropecuario. Parte de esa producción incluso puede ser exportada. De otro lado, los productores han llegado a un acuerdo con los industriales, las procesadoras y el Gobierno para entregar el 3% de la producción a un precio de $0,20 el litro para su pulverización, que se destina a los programas sociales de alimentación (desayuno escolar, papillas, galletas y coladas) y se contribuye la alimentación de una población constituida por 1 425 000 niños y niñas en todo el país. Dentro de la producción pecuaria nacional, la mayor proporción corresponde a la ganadería bovina de doble propósito, es decir, para la producción de carne y leche. La cabaña bovina ha mejorado su calidad mediante la importación de razas puras de Estados Unidos y Canadá para las explotaciones situadas en la zona de la Sierra; en la Costa, por el contrario, se ha cruzado el ganado criollo con el cebú y con vacunos brownswis. En conjunto, el ganado vacuno compone la especie más importante de la cabaña, seguido en orden de importancia por la especie porcina. Frente a esta buena situación del ganado vacuno, el ovino o lanar subsiste en situación muy precaria en la región de la Sierra. Entre el ganado de tiro, bastante numeroso, hay que destacar la presencia de la llama (15.000cabezas), especie autóctona de las zonas andinas. La población vacuna se incrementó en casi un 25% desde el año 1990, mientras que la porcina lo hizo en más del 50%; en 1997 se censaron casi 5,5millones de cabezas de ganado vacuno y 3 millones de porcino. Otras especies destacables por su volumen son el caballo (300.000 cabezas), el asno (200.000) y la mula (90.000 cabezas).La producción de carne de bovino se concentra en la Costa y en las estribaciones de la sierra, aportando casi un 65% a la oferta nacional; por su parte, en la Sierra se genera un 15%, del cual gran parte corresponde aganado lechero de descarte, mientras que  entre las regiones Oriental e Insular se produce el 20% restante. Durante el último decenio se ha faenado el 15,6% de la cabaña bovina destinada a la producción de carne, dato que muestra una tasa de crecimiento promedio del 4% anual .El sector ganadero en 1998 presentó resultados negativos. El hato ganadero disminuyó, viéndose afectado por la presencia, de enero a mayo, de El Niño. Las precipitaciones pluviales batieron el récord de 6.000 centímetros cúbicos en el invierno, hecho que incidió en el desbordamiento de los ríos y en la pérdida de muchas cabezas de ganado; las que pudieron ser rescatadas fueron trasladadas a las partes altas, aunque allí el exceso de humedad afectó a los pastos, por lo que muchas murieron por enfermedades intestinales El índice de mortalidad del ganado en el litoral fue bastante alto y las inversiones en atención médica y medicamentos se establecieron en los límites de años anteriores. La falta de vías de comunicación, debido a la destrucción de los puentes y los caminos vecinales, impidió la movilización de forma fluida de la producción de leche y carne, con graves pérdidas para el conjunto del sector ganadero. En algunos cantones de la Sierra la actividad ganadera se está viendo afectada, además, por la creación de invernaderos para la producción de flores; de esta forma, la mano de obra se dirige a este sector en busca de mejores remuneraciones, abandonando las haciendas ganaderas e impidiendo un normal desenvolvimiento de la actividad, que además se siente afectada por los desechos químicos de los pesticidas que se utilizan en la producción de las flores. Un ejemplo de esta situación se encuentra en los cantones de Cayambe y Latacunga, zonas tradicionalmente ganaderas y que en la actualidad cada vez son más las hectáreas de pastos que son reemplazadas por invernaderos de flores. La actividad avícola es el eslabón de la cadena agroalimentaria donde, aparte de los daños directos causados por El Niño, se han reflejado las afectaciones experimentadas en los eslabones primarios de la producción de maíz y soja. La Corporación Nacional de Aves (Conave) ha realizado una valoración de los diversos tipos de pérdidas que ha causado el fenómeno climático en la avicultura: 700.000 aves muertas (ahogadas) en las inundaciones registradas en las provincias del litoral, lo que representa unas pérdidas de 2,1 millones de dólares; daños en el 5% de la infraestructura productiva avícola (5.000 metros cuadrados), con un costo estimado de reconstrucción de 250.000 dólares. Según las mismas estimaciones, entre los equipos afectados se encontrarían1.000 criadoras, 15.000 bebederos y 30.000 comederos, que en conjunto suman pérdidas por valor de 500.000 dólares. Otra de las causas que han provocado pérdidas en el sector avícola es el aumento de las importaciones de materias primas y su encarecimiento; las importaciones de maíz duro que debe realizar el sector fabricante de alimentos balanceados para cubrir el déficit ocasionado por El Niño entre enero y septiembre de 1998 ascienden a 356.000toneladas. Esta situación se traduce en que se deben realizar unas importaciones adicionales de 165.000 toneladas, valoradas en unos 35,5millones de dólares. De todas formas, ya sea en el mercado local o en el exterior, la industria avícola debía adquirir ese volumen de maíz duro para satisfacer sus propias necesidades. La pérdida neta radica en que el costo de la materia prima importada es, al menos, un 7% mayor que la nacional; este encarecimiento supuso al sector avícola unos egresos adicionales de 2,5 millones de dólares. En el caso de la torta de soja, las importaciones esperadas durante el año agrícola 1997/1998 ascendieron a 140.000 toneladas, con un incremento de65.000 toneladas por encima del nivel anterior a El Niño. Para el país esto representa una erogación extra en divisas de 30 millones de dólares, pues de haber contado con torta de soja nacional, el sector avícola se habría ahorrado cerca de 2 millones de dólares, que se suman a las pérdidas ocasionadas por El Niño. Aún no se disponen de datos lo suficientemente completos y fiables como para valorar las pérdidas en la avicultura a causa del descenso de los rendimientos en la producción de huevos y carne de pollo, por el aumento en los gastos sanitarios y por la reducción coyuntural del consumo de aves por parte del mercado local.

http://es.scribd.com/doc/56603035/AGRICULTURA-Y-GANADERIA-DEL-ECUADOR


  • BAJOS PRECIOS SE PAGAN EN EL SECTOR GANADERO

  • Este año no ha sido bueno para el sector ganadero, así lo califican los productores. Dicen que los factores que han incidido son: el clima debido al fuerte invierno, y la falta de definición de una política agropecuaria.
    La Ley de Tierras es una de las disposiciones más esperadas por los ganaderos y el resto del sector agropecuario, que se discute en la Asamblea Nacional, propuesta que al mismo tiempo los tiene preocupados, porque según ellos habla de una limitación a la producción agropecuaria. Debido a la fuerte temporada invernal, se dieron inundaciones que provocaron mortandad del ganando, mientras que otros animales bajaron de peso, lo cual ha provocado que reduzcan los precios de las reses.
    El precio de la carne es bajo, se paga alrededor de 0,45 centavos de dólar la libra en pie. Es uno de los más bajos a nivel mundial que se le paga al ganadero, sin embargo los precios al consumidor final no están dentro de los más bajos a nivel latinoamericano. Se puede ver en el supermercado un kilo de carne en USD 7,00, hay una brecha muy grande entre lo que se le paga al productor y lo que paga el consumidor final, por lo que la ganancia no está quedando en manos de las personas que debería que son quienes trabajan en el campo para producir la carne, expresó Enrique Baquerizo, gerente de la Asociación de Ganaderos del Litoral y Galápagos (AGL&G).
    Urbano Vera, presidente de la Asociación de Ganaderos de El Carmen (Manabí), confirma esta situación de los precios de la carne es desde hace más de 10 años. “En lugar de subir más bien tiende a la baja; en cambio a nosotros dedicados al sector agropecuario a producir la comida para el pueblo ecuatoriano, nos preocupa, porque lo que necesitamos para seguir manteniendo nuestras labores diarias en todos los productos, son los fertilizantes e insumos, todo lo necesario para la ganadería, todos los días sube. La alimentación sube día a día, no hay justificativo, las personas que estamos involucradas en el sector agroproductivo estamos mal porque no tenemos utilidades, trabajamos a perdida”. Manifestó.
    Vera señala que una vaca que se vendía entre 0,55 a 0,60 centavos de dólar la libra en pie, ahora se comercializa en 0,48 centavos la especial, pero en otras calidades se paga 0,40 ó 0,42 centavos c/l. Con estos precios los ganaderos que están con deuda en la banca, no puede salir de sus deudas porque el ganando ha bajado entre 100 y 150 dólares por cabeza, según ellos, eso lleva a la quiebra al sector agroproductivo.
    Luis Machuca, presidente de la Asociación de Ganaderos del cantón Balzar, también coincide con la problemática de los bajos precios en la carne de ganado en pie. Comenta que venden a los intermediarios quienes ganan más que el productor. “Se llevan la utilidad, por lo que los ganaderos de El Empalme, Balzar, Palestina necesitamos un camal, no tenemos a quién entregar la carne”.
    Construcción de camales
    Napoleón García, ganadero de Balzar, dice que actualmente venden a 0,48 centavos la libra en pie. Como gremio están solicitando al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), les instale un camal, porque aseguran que esta zona lo amerita, considerada la más ganadera de la provincia del Guayas, cuenta con alrededor de 95 mil cabezas de ganado.
    La AGL&G igualmente ha realizado una propuesta al gobierno para montar pequeños camales en lugares estratégicos y tener toda una cadena de cárnicos, como es instalación una planta procesadora, planta de empaque, cuartos fríos, camiones repartidores y puntos de venta de carne. “Si el Estado invierte un poco en esta obra vamos a tener dos cosas fundamentales: la primera es que vamos a tener un sector pecuario aliviado en el precio que se está pagando; y, en segundo lugar un pueblo ecuatoriano consumirá un producto de mejor calidad de lo que hoy en día puede conseguir comprando en una tercena”, señaló Baquerizo.
    Mencionó que no se trata de inventar el agua tibia, sino que es una réplica como el tema del pollo que hoy en día en cualquier tienda de barrio, se puede conseguir un producto congelado que ha sido manejado higiénicamente. A eso queremos llegar con la carne que sea de fácil acceso a todas las personas, pero con condiciones higiénicas de primer nivel.
    “La propuesta ha sido presentada al Magap, pero éste lo ha encaminado al Ministerio de de la Producción, “aún no se ha llegado a concretar ese proyecto que consideramos muy importantes para el sector y para el pueblo ecuatoriano”, destacó el directivo de la AGL&G.
    Comercialización de leche
    Urbano Vera, indicó que el precio de la leche también tiene desmotivado al sector, venden un litro entre 0,37 y 0,39 centavos, cuando el costo de producción es mayor. “No sabemos qué hacer para que mejoren los precios y nos quede algo de utilidad para seguir invirtiendo y así tener mejor ganadería, produciendo mejor calidad de leche”.
    En el cantón El Carmen, se producen alrededor de 150 mil litros de leche por día. La Asociación posee una planta donde se procesan diariamente entre 13 y 15 mil litros diarios, son varias las empresas privadas que participan.
    La Asociación de Ganaderos de Balzar igualmente cuenta con un centro de acopio donde se recibe entre 6 a 9 mil litros diarios, pero en la época seca baja la producción. Además, el directorio de este gremio se encuentra gestionando la instalación de otro centro de acopio, especialmente en la vía a Manabí, para desde ahí traer la leche refrigerada hasta el centro de acopio de la Asociación, manifestó su presidente.
    García, miembro de la Asociación de Balzar, dijo que antes de vender directamente a la empresa privada, les pagaban precios bajos, ahora les pagan 0,47 centavos de dólar el litro. La meta de la Asociación es superar los 9 mil litros diarios mediante varios proyectos emprendidos y también con el mejoramiento genético.
    Impuesto a la tierra
    Según el dirigente de la AGL&G, la Subsecretaria de Fomento Ganadero envió el borrador del reglamento para la exoneración del impuesto al pago de la tierra a quienes tienen una actividad pecuaria silvopastoril, se lo ha enviado al Ministerio del Ambiente, son ellos quienes están analizando este borrador, por lo que tendrán la última palabra para poder aplicar. “Mientras tanto el impuesto a la tierra rige, hay que pagarlo, pero una cantidad de entre el 60 a 80% del sector agropecuario no lo ha cancelado, porque se considera un impuesto en contra de los intereses como productores agrícolas, por un impuesto que originalmente se pensó aplicar a las tierras improductivas, pero al momento de plasmarlo en la ley parece que se olvidaron del tema improductivo y se lo impusieron a todos. Es un impuesto que no tiene una razón lógica de ser, porque no hace diferenciación entre los diferentes tipos de cultivo”.
    La empresa privada está impulsando el sistema silvopastoril, porque obviamente podemos llegar a acogernos a la exoneración del pago al impuesto a la tierra, por otro lado están todos los beneficios que se genera al medio ambiente eso es importante y los ganaderos están conscientes, ya que se nos acusa de ser los mayores contaminantes a nivel rural, pero estamos tomando las medidas con el sistema silvopastoril para revertir en algo, este tipo de contaminación y brindar a la naturaleza, reforestar muchas áreas.
    Vera agrega que con este impuesto, el sector está muy preocupado por la situación que se viene, “no se puede salir de las deudas que se tiene en la banca y ahora un impuesto a la tierra, aunque pagamos impuestos prediales, ya no se deben cargar más impuestos. De lo contrario la gente abandonará los campos y no habrá quién produzca la tierra”.

      SECTOR GANADERO PIDE A GOBIERNO GOBIERNO APLIQUE UN  PRECIO DE SUSTENTACION A LA CARNE

      El expresidente de la Federación Nacional de Ganaderos, Freddy Bustamante, solicitó al Gobierno Nacional que incorpore un precio de sustentación a la carne, valor que se mantiene desde hace siete años atrás, pero que no concuerda con el costo de producción que si ha variado.
      El reclamo se basa en el incremento del precio de sustentación de la leche por parte del Ejecutivo, en el 2010 y que incluyó nuevas medidas para la comercialización del producto y los ajustes que se aplicarían con dicha disposición.
      “Hay un precio de sustentación en el precio de la leche bajo Decreto Ejecutivo, aspiramos los ganaderos que también tenga un precio de sustentación la carne (…). El precio de la carne tiene entre cinco y siete años atrás con el mismo precio, y los costos de producción no son los mismos de hace siete años que el de hoy” explicó.
      “De tal suerte que consideramos necesario e imperativo que exista un precio mínimo para el productor de carne, obviamente que el consumidor final no tiene porque ser el más afectado”, sostuvo.
      Bustamante aclaró que la idea es arrimar un precio tal que en su momento, haya una utilidad justa para todos.
      “Es necesario que exista un precio o se incremente el precio al productor y que de hecho sea bajo Decreto Ejecutivo, creo que es la única manera que ha funcionado pero no solamente trabajar en un precio de sustentación al productor, también trabajar en programas sanitarios sólidos que el consumidor final sienta que está recibiendo un producto final de primera calidad”

      http://www.cre.com.ec/Desktop.aspx?Id=133&e=169526

      CRECIMIENTO DEL SECTOR GANADERO SIGUE EN AUGE
    En los últimos años, la ganadería ecuatoriana ha crecido notablemente, tanto en su población bovina como en la producción de carne y leche, lo que está permitiendo generar excedentes hacia una exportación, con el consecuente ingreso de divisas que requiere el país y el sector productor, así lo señala Juan Pablo Grijalva, Gerente General de la AGSO.
    Auge-ganadoCabe destacar que, la población bovina en Ecuador es de 4,5 millones de cabezas de ganado, según datos del último censo agropecuario, señalan que en la región sierra un 70% está orientada a la producción de leche y un 30% a la producción de carne, al contrario de lo que sucede en la región costa.
    Así mismo, Grijalva señala que el excedente de producción de leche es alrededor de 200.000 litros diarios, que podrían entrar en países como Colombia, Perú, Venezuela, entre otros.
    Por esa razón se ha hecho imprescindible erradicar a corto plazo la fiebre aftosa, enfermedad endémica que nos tiene un tanto cerrados a la exportación en los mercados internacionales. Lo importante es que las coberturas de vacunación se han ido incrementado, gracias a la concientización de los propios productores, los programas de capacitación, tecnificación y mejoramiento genético.
    También es necesario incentivar el aumento del consumo de leche y derivados lácteos en la población, ante lo cual, tanto el sector público como el privado han iniciado con programas y campañas induciendo su consumo.
    Otro de los puntales han sido los programas de asociatividad promovidos por la Asociación de Ganaderos de la Sierra y Oriente, que ha involucrado a miles de pequeños productores en mejoramiento de la producción de leche y la calidad de vida de los asociados.

    • SECTOR GANADERO PODRA PORTAR ARMAS
    Las autoridades atendieron el pedido de este sector en el sentido de que se le permita al gremio utilizar armas debido a que están en desventaja frente a los denominados cuatreros.

    “Fueron muchos los casos de robo de ganado y asesinatos que se cometieron en las zonas rurales” a raíz de la prohibición de las armas en el país, sostuvo Enrique Baquerizo, dirigente ganadero.

    De ahí que, el Gobierno hizo una excepción al Decreto No. 749 y estableció que los ganaderos serán los únicos que podrán tener hasta dos permisos por persona, que deberán ser renovados cada dos años. “Esperamos que exista un buen empleo de esa arma, que es para defensa personal”, manifestó Jaime Ortiz, del Comando de Control de Armas.

    Los permisos serán revocados en caso de mal uso de las armas en actos públicos o en estado de embriaguez, comentó el presidente de la Asociación de Ganaderos del Litoral, Lorens Olsen.

    • Digg
    • Del.icio.us
    • StumbleUpon
    • Reddit
    • RSS

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada